viernes, 23 de julio de 2010

La realidad paralela


Esta mañana leía en El Mundo que el pasado 11 de julio, en un campamento de verano en el País Vasco, los monitores no habían dejado que los chavales, de entre 9 y 11 años, vieran la final del mundial y que les habían dicho que ganó Holanda con gol de Robben. Es vergonzoso hasta donde llega el antiespañolismo de algunos, que son capaces de mentir descaradamente para evitar cualquier manifestación de sentimiento nacional.

El problema es que ese tipo de mentiras abundan y que ese tipo de gente se acaba creyendo sus propias mentiras, hasta el punto de haber construido una Historia irreal y falsa en la que los españoles aparecemos como invasores y opresores de una supuesta nación vasca medieval que nunca existió. Una Historia inventada con la que justifican y alimentan día a día su nacionalismo excluyente.

lunes, 19 de julio de 2010

Griñán ‘tocado’


La verdad es que el Presidente de la Junta, al que más de la mitad de los andaluces sigue sin conocer, lleva un mes bastante malo. En el último pleno del Parlamento, Javier Arenas demostraba la existencia de un documento presentado por el Ejecutivo andaluz en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que incluía unos recortes sociales de 1.743 millones de euros en sanidad y educación, recortes deliberadamente ocultados en el Debate del Estado de la Comunidad y que desconocían los propios socialistas. Tal ha sido el revuelo levantado por este tema, que el presidente ha decidido rectificar y convocar esta semana un pleno extraordinario del Parlamento para aprobar un nuevo plan.

Y en medio de este problema, le ha estallado el de Cajasur, pues por más que ha intentado que la entidad cordobesa se quedara en Andalucía, finalmente se la ha llevado la caja vasca, demostrando que Griñán no pinta nada en la política nacional. Y el problema no es que este señor, sustituto de Chaves y designado a dedo, no pinte nada, el problema es que al no pintar nada el presidente, a Andalucía siguen llegando las sobras.


lunes, 12 de julio de 2010

¡Enhorabuena, España!


Ayer toda España vibró delante del televisor. Todos unidos ante el triunfo deportivo más importante del mundo. Un triunfo colectivo, el triunfo de un equipo, el triunfo de un país. Somos campeones, los mejores del mundo. Y es que los españoles podemos conseguir lo que nos propongamos. Porque, con esfuerzo, todo se consigue. Y porque somos un pueblo extraordinario, cuna de grandes hombres, no sólo en el deporte, sino también en las ciencias, la literatura, las artes, la filosofía o la política, a lo largo de la Historia.

Pero sin duda, el deporte, y sobre todo el fútbol, se han convertido hoy en la nueva fiesta de españolidad. Todos unidos en un sueño común. Todos con España. Banderas nacionales en los balcones, sin distinción ideológica, expresaban y expresan el apoyo a nuestro equipo, el de todos. En estos momentos en los que algunos se empeñan en buscar lo que nos separa, es necesario recordar y potenciar lo que nos une, que es mucho más. Las miles de banderas independentistas del sábado fueron calladas ayer domingo por millones de banderas españolas que salieron a la calle a celebrar el triunfo de todos y a gritar, de corazón, que estamos orgullosos de ser españoles.

¡Enhorabuena, España!